A medida que cada uno le venga a la mente, obsérvelo y exprese su agradecimiento.

Comer mejor. Dormir más. Estrésate menos. Sentirse más feliz. Sea más productiva. Tener más energía. Hidratar adecuadamente. La lista de lo que se necesita para estar sano y en forma puede parecer larga y abrumadora.

Pero desviarse de su viaje de acondicionamiento físico o no alcanzar sus objetivos con mayor frecuencia no se debe a la falta de fuerza de voluntad. Más bien, puede estar tratando de asumir demasiado a la vez.

¿Qué pasaría si existiera en una cosa pequeña pudiera llegar a resultados de salud y estado físico duraderos y sostenibles? ¿Qué pasaría si el simple movimiento pudiera ser su catalizador para el cambio?

Décadas de investigación han demostrado que el ejercicio regular conduce a un mejor sueño, menos estrés, un mejor estado de ánimo e incluso mejores hábitos alimenticios. Y no tiene que ser vigoroso. De hecho, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el objetivo para la mayoría de los adultos estadounidenses es hacer al menos 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada casi todos los días. Tampoco es necesario realizar el ejercicio en una sola sesión: las últimas Pautas de actividad física para los estadounidenses eliminaron el requisito de que el ejercicio se realice durante al menos 10 minutos cada vez para que sea efectivo; incluso las sesiones de cinco minutos ofrecen beneficios para la salud.

Subir las escaleras en el trabajo, caminar alrededor de su edificio en un descanso, estacionarse más lejos en la tienda de comestibles, hacer sentadillas mientras mira el evento deportivo de su hijo o hacer algunas flexiones en un banco del parque, todo cuenta para este objetivo de movimiento diario.

Cuando comience a moverse más, otros cambios de comportamiento positivo tenderán a seguir su ejemplo. No es magia, sino ciencia del comportamiento. Los estudios han demostrado que cuando los participantes aumentan su actividad física tienden a comer mejor de forma natural. Por ejemplo, un estudio publicado recientemente en el International Journal of Obesity encontró que cuando los estudiantes universitarios seguían un programa de ejercicios pero se les decía que no cambiaran su dieta, sus hábitos alimenticios aún mejoraban. Comieron más verduras y alimentos saludables y menos alimentos fritos con alto contenido de grasa, aunque no siguieron un plan de nutrición ni se enfocaban en la nutrición específicamente como meta.

Que tiene sentido. ¿Por qué quitar cosas? No comas esto, come menos de eso, cuando puedas agregar algo. Agregar movimiento diario y regular a su vida puede desencadenar una reacción en cadena de mejores hábitos saludables.

James Clear, autor del libro más vendido, Atomic Habits, llama a esto el “Efecto Dominó”.

“Muchos de los hábitos y rutinas que componen nuestra vida diaria están relacionados entre sí. Hay una asombrosa interconexión entre los sistemas de vida y el comportamiento humano no es una excepción”, escribió Clear en The Huffington Post. “La relación inherente de las cosas es una de las principales razones por las que las elecciones en un área de la vida pueden generar resultados sorprendentes en otras áreas, independientemente de los planes que hagas”.

Una plétora de investigaciones muestra que el ejercicio regular o la actividad física diaria, como la jardinería, subir escaleras o pasear a su perro, puede ayudar a mejorar el sueño e incluso ayudar a tratar el insomnio crónico. Un estudio exhaustivo que analizó los efectos del ejercicio sobre el sueño descubrió que la reducción de la ansiedad por el ejercicio y el aumento de los niveles de serotonina, esos buenos sentimientos que tiene después de hacer ejercicio, pueden contribuir a mejorar el sueño. Los investigadores también concluyeron que el ejercicio puede funcionar tan bien como los medicamentos para tratar el insomnio, con el beneficio adicional de no tener efectos secundarios de los medicamentos.

La evidencia es clara. Cuando hace ejercicio o mueve su cuerpo de forma regular, probablemente experimentará beneficios más allá de la fuerza o la resistencia adicional. Ponte a prueba para moverte todos los días y es posible que pronto descubras que estás comiendo bien, durmiendo profundamente, experimentando menos estrés y logrando más.

Conviértase en un especialista en cambio de comportamiento de ACE y descubra nuevos métodos para moverse más, comer mejor y tomar decisiones más saludables para usted, su familia y sus clientes.  

No hay duda de que 2020 ha sido un año lleno de desafíos. La pandemia de COVID-19 ha causado importantes problemas de salud y, a menudo, cambios incómodos en la forma en que vivimos, trabajamos, asistimos a la escuela y socializamos, si es que socializamos. Además de las sospechas de COVID, los informes de que los sentimientos de frustración, miedo e ira en Estados Unidos están aumentando a medida que luchamos en tiempos inciertos.

Es posible que no pueda controlar las circunstancias adversas, pero puede controlar cómo responde a ellas. Una forma saludable de responder es estar agradecido por lo que es bueno en tu vida. La gratitud es apreciar lo que es valioso y significativo para ti, y una asociación entre la gratitud y una mayor sensación de bienestar. Se ha demostrado que la gratitud afecta positivamente las emociones, la resiliencia y las relaciones. Además, las personas que practican el agradecimiento informan menos problemas de salud, como dolores de cabeza, problemas para dormir e infecciones respiratorias.

Si bien el Día de Acción de Gracias es un solo día reservado para estar agradecido, aprende a practicar la gratitud a diario puede tener beneficios más duraderos. Incluso cuando sienta que no hay mucho por lo que estar agradecido, experimentar pequeños actos de forma regular puede aliviar parte del estrés que pueda estar sintiendo gratitud.

Aquí hay algunas formas simples de incorporar la gratitud en su vida diaria.

Mantenga un diario de gratitud

Comience un diario escrito o en línea y dedique unos minutos cada pocos días a escribir las cosas por las que está agradecido. Al principio, esto puede parecer difícil; estamos acostumbrados a concentrarnos en estar agradecidos por cosas importantes como un ascenso en el trabajo o cosas materiales como un auto nuevo. Pero, ¿qué tal sentirse agradecido de estar lo suficientemente sano como para hacer ejercicio o tener alimentos nutritivos disponibles cuando los desee? Puedes estar agradecido por tus hijos, tus mascotas, tu hogar, un hermoso día o la taza de café en tus manos. Las pequeñas cosas importantes, y cuando empieces a pensar en algo más pequeño, la lista puede parecer interminable. Intente hacer una lista de cinco cosas cada vez que escriba un diario.

Di gracias

Agradecer a los demás no es solo buenos modales, crea bienestar en ambos lados. Haga un esfuerzo por ser genuino cuando agradezca a las personas en situaciones de rutina, como el cajero de la tienda de comestibles o el repartidor que trae la cena. También puede expresar gratitud cuando no se espera. Tómese un momento para enviar un mensaje de texto a un amigo y hacerle saber cuánto valora. Agradezca a su pareja o familiar por estar con usted durante los momentos estresantes, en lugar de esperar a que haga algo específico.

Elija un recuerdo de gratitud

Idealmente, este es un objeto que ves varias veces al día que te recordará estar agradecido. Puede ser una piedra bonita, un recuerdo de unas vacaciones, una pegatina o lo que sea que funcione para ti. Guárdalo donde lo veas con frecuencia y piensa en algo por lo que estés agradecido cada vez que lo veas.

Meditación de gratitud

Es probable que ya esté familiarizado con la práctica de la meditación, que puede implicar encontrar un lugar tranquilo para sentarse o acostarse cómodamente durante varios minutos, cerrar los ojos y concentrarse en la respiración. Mientras que los métodos de meditación tradicionales te enseñan a despejar tu mente y dejar que tus pensamientos fluyan, la meditación de gratitud te anima a pensar activamente en las cosas de tu vida por las que estás agradecido. Pueden ser grandes o pequeños, en el pasado o en el presente. Puede estar agradecido por las personas, las cosas, las experiencias; Realmente no hay límite. A medida que cada uno le venga a la mente, obsérvelo y exprese su agradecimiento. Cuando haya terminado, concéntrese una vez más en su respiración durante varias respiraciones y termine lentamente su sesión.

“La gratitud es la apreciación de las cosas que no se merecen, ganan o exigen, esas cosas maravillosas que damos por sentado”. – Renée Paule

Referencias

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3010965/

No es inusual experimentar ocasionalmente una disminución en la felicidad o el estado de ánimo. La vida se vuelve ajetreada, múltiples responsabilidades compiten por nuestra atención y aumenta los niveles de estrés. Antes de que nos demos cuenta, podemos encontrarnos sintiéndonos deprimidos. Si esto le suena familiar, aquí hay algunas formas creativas de hackear su camino de regreso a un estado de ánimo mejorado. 

ejercicio

Participar en el ejercicio naturalmente mejora el estado de ánimo al liberar endorfinas, que son los químicos que nos hacen sentir bien en nuestro cerebro. Si te encuentras cayendo en un mal humor, levántate y da un paseo de cinco a 10 minutos o participa en algún otro tipo de actividad para que la sangre bombee y el estado de ánimo mejore.

nutrir el cuerpo

Deléitese con algunos alimentos sabrosos como el chocolate amargo, las verduras de hojas verdes y otros alimentos ricos en folato, los arándanos, el té de manzanilla o lavanda y las semillas ricas en magnesio, como las semillas de calabaza o de girasol. Se cree que los nutrientes de estos alimentos están relacionados con la salud emocional.

Establecer una diaria

Identificar una sustentada es una forma de proporcionarte a ti mismo (y a los demás) apoyo emocional y aliento. Una valiosa diaria también puede ayudar a establecer una “vibra” o propósito positivo para el día. Busca inspiración en libros, citas, letras de canciones, poemas o versos espirituales. Escriba la sustentada y publíquela donde pueda leerla y recordar el enfoque del día.

meditar

Se ha demostrado que meditar, incluso si está solo por cinco minutos, reduce el estrés y mejora la perspectiva de una persona. Busca un espacio tranquilo, cierra los ojos, concéntrate en tu respiración y despeja tu mente del ruido del día. Participar en la meditación te permite ir hacia adentro y reflexionar mientras encuentras paz y reafirmas tu propósito.

practica la gratitud

Comience o termine el día escribiendo en un diario tres cosas por las que está agradecido. Cuando el mal humor o el desánimo comiencen a asomarse, use este ejercicio para replantear su forma de pensar y enfocar su energía en lo positivo. Al observar los aspectos positivos de https://opinionesdeproductos.top/my-steel-haammer/ la vida, es posible cambiar el patrón de pensamiento, lo que lleva a una perspectiva más feliz de la vida en general.

desenchufar

Hay drama en las redes sociales, la cultura pop y las noticias, y es fácil quedar atrapado en la corriente de los aspectos desagradables del mundo moderno. Si hay demasiada negatividad a través de sus noticias, apáguelo, aléjese y lea un libro o simplemente siéntese en silencio. Vaya un paso más allá y deje su teléfono atrás cuando tome microdescansos a lo largo del día. Desplazarse por las redes sociales no es un descanso mental; más bien, actúa como un estimulante y puede causar estrés adicional.

Apela a los olores

El sentido del olfato es poderoso y está integralmente conectado con el estado de ánimo y la memoria. Intenta infundir tu espacio con tus aromas favoritos, como jazmín, manzanilla, vainilla, cítricos, menta y lavanda.

sal afuera

Una deficiencia de vitamina D, a veces denominada vitamina del sol, se ha relacionado con la depresión y la ansiedad. Cuando sea posible, tome un descanso al aire libre y tome un poco de sol. Alternativamente, use una lámpara solar o terapia de luz para combatir los síntomas del trastorno afectivo estacional (SAD). La terapia de luz puede ser especialmente útil para las personas que trabajan en el interior la mayor parte del día.

La felicidad está influenciada por nuestro entorno, factores de estilo de vida y opciones de comportamiento. ¿Qué estás haciendo para mantener tu ánimo elevado y tu actitud positiva y alentadora? Pruebe algunos de estos trucos para respaldar sus esfuerzos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o estrés deben comunicarse con su médico de atención primaria en caso de que haya un problema más profundo en el juego.

¿Quiere desarrollar habilidades prácticas para crear una base para un estilo de vida feliz y saludable? ¡Conviértase en un especialista en cambio de comportamiento de ACE!

El Año Nuevo es un buen momento para comenzar a fortalecer sus objetivos de salud y estado físico. Parte de su plan para lograr estos objetivos puede incluir unirse a un gimnasio, trabajar con un entrenador personal o asistir a clases de acondicionamiento físico. Si bien los centros de acondicionamiento físico y bienestar están comenzando a abrirse en muchas áreas del país y algunos ofrecen clases de acondicionamiento físico, entrenamiento personal y otras actividades de acondicionamiento físico, es posible que le preocupe si es seguro unirse o regresar a estas instalaciones debido al riesgo. por transmisión de COVID-19.

Al sopesar sus opciones, es importante considerar los riesgos asociados con el ejercicio en un gimnasio cubierto y los pasos que puede tomar para estabilizar a salvo.

Puede ser útil comprender algunos de los riesgos asociados con el ejercicio en un gimnasio cubierto:  

Las gotas de aire pueden viajar más lejos durante el ejercicio: la recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades es una distancia social de al menos seis pies de otras personas para evitar la inhalación de gotas respiratorias que contienen virus. Cuando alguien está haciendo ejercicio, respira con más fuerza que cuando está en reposo. Por lo tanto, una respiración más intensa durante el ejercicio puede resultar en una mayor concentración de gotas de aire que viajando más lejos, lo que aumenta el riesgo de transmisión de COVID-19.Es difícil mantener la distancia social en todo momento en el gimnasio: si bien muchas instalaciones de acondicionamiento físico siguen las pautas al espaciar los equipos y fomentar el distanciamiento social, es posible que se encuentre en una situación en la que otro miembro decida hacer ejercicio en la maquina de ejercicios cardiovasculares a su lado. o varios miembros están conversando justo al lado de donde estás completando tu serie de prensa de banca. Incluso con límites en el número de instalaciones, las salas de pesas y las áreas de cardio pueden llenarse durantese, lo que hace que sea más difícil mantener el distanciamiento social de su entrenamiento.Ventilación de aire inadecuada: algunos centros de acondicionamiento físico y bienestar pueden no tener sistemas de ventilación que pueden eliminar adecuadamente las gotas interiores y partículas virales del aire, lo que aumenta el riesgo de infección de los miembros, especialmente en espacios más pequeños.Uso de equipos compartidos: si bien el COVID-19 se propaga más comúnmente a través del contacto cercano con una persona que tiene el virus, es posible infectarse al tocar una superficie contaminada y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos. Por lo tanto, el uso de equipos compartidos, como máquinas de pesas y cardio, colchonetas o mancuernas que no se limpian antes y después de cada uso, puede aumentar su riesgo de contraer COVID-19.

Ahora que tiene una mejor comprensión de los riesgos, aquí hay algunas formas de minimizar ese riesgo y mantenerse seguro en su gimnasio:

Elija un gimnasio donde se sienta cómodo y seguro: las instalaciones de fitness y bienestar deben seguir las pautas estatales; sin embargo, algunos pueden tomar más precauciones que otros, como implementar evaluaciones adicionales de temperatura y síntomas, protocolos de limpieza y uso de mascarillas y clases de acondicionamiento físico limitadas. Por lo tanto, visite algunas instalaciones diferentes y únase a aquella en la que se realizará seguro y cómodo para hacer ejercicio. Puede ser beneficioso un centro que también ofrece entrenamiento personal en línea, clases virtuales de acondicionamiento físico y/o clases al aire libre para que pueda crear una rutina de ejercicios semanales que incluya ejercicios que se realicen en el gimnasio, al aire libre y en el hogar para limitar el número de veces por semana que hace ejercicio en un cubierto.Use una máscara que le cubra la boca y la nariz mientras hace ejercicio: aunque puede ser incómodo hacer ejercicio con una máscara, puede ayudar a usted y a otros a protegerse del COVID-19. Además, un estudio reciente encontró que la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y la saturación de oxígeno no se vieron afectados negativamente en personas sanas que realizaron ejercicio aeróbico mientras usaban una máscara.

Abrir chat
¡Hola! Bienvenidos a Muebles Milenio.
¿En qué podemos ayudarte?